jueves, 31 de agosto de 2017

Cómo hacer una stop motion

Creado por Alfredo Prieto
Si te preguntabas cómo crean películas como Wallace y Grommit o esos cortos divertidos de YouTube con muñecos Lego, ¡ya no tienes que preguntarte más! Aunque crear una animación por stop motion no es complicado, requiere mucha paciencia y es algo repetitivo, pero si tienes la motivación suficiente puedes llegar a resultados espectaculares. 

Método 1 de 5: Crear tu animación

  1. 1
    Consigue objetos interesantes para tu película: muñecos de barro, de alambre, de bloques Lego o cualquier otro sistema de ensamblaje. Usa tu imaginación.
    • Para los principiantes es más fácil usar un juguete que crear una figura propia: se mueve con mayor facilidad y agiliza la animación.
  2. 2
    Coloca a tus figuras y personajes en una posición inicial sobre tu “set” de filmación.
  3. 3
    Coloca tu cámara enfrente del set, y asegúrate de abracarlo todo con un encuadre; usa un tripié o una superficie completamente estable para apoyarla, o tus tomas no tendrán continuidad.
  1. 4
    Consigue una buena fuente de luz. Puede ser una lámpara o una linterna potente. Si hay una ventana a contraluz que afecte la grabación, cúbrela con una persiana o cortina.
  2. 5
    Toma una sola foto de tu set en la posición inicial.
  3. 6
    Comienza la secuencia de animación haciendo modificaciones mínimas a los personajes que se vayan a mover: puede ser sólo una parte de su cuerpo o varias si están caminando. Los movimientos deben ser muy pequeños; si sientes que una figura está inestable o puede caerse, apóyala en un tope adhesivo para tener la confianza de moverla.
  4. 7
    Continúa con la secuencia de movimiento hasta que termine el desplazamiento o se llene la memoria de tu cámra.
  5. 8
    Guarda las fotos en una carpeta de tu computadora que recuerdes con facilidad.
  6. 9
    Usa el programa de edición que tengas (o revisa más abajo los métodos para dos softwares populares). Sin importar qué programa uses, hay varios pasos a tener en cuenta.

    • Importa las fotos a la interfaz del programa.
    • Encadena las imágenes con muy poca duración para cada una de ellas. Si no estás satisfecho con la velocidad a la que tu programa las anima, puedes exportarlas como video (todavía sin audio) y agregar un efecto de doble velocidad al clip resultante.  Si la velocidad ya es suficiente, puedes buscar una pista sonora que acompañe la secuencia.
    • Añade los créditos, títulos, transiciones y efectos que juzgues apropiados.
    • Asegúrate de estar satisfecho con el resultado: si necesitas más secuencias para contar tu historia, sigue trabajando hasta conseguirlo.
    • Guarda el video. Si tienes planeado incorporar varios segmentos, puedes trabajar con el siguiente y unir todos al final. Agregar el audio y efectos de corte como último punto puede hacer que el trabajo unido al final se vea mucho mejor.
  7. 10
    Comparte tu película quemándola en un disco o copiándola a tu iPod para mostrarla a quienes desees.
Método 2 de 5: con Windows Movie Maker
Por favor toma en cuenta que este no es el mejor programa para enlazar fotos consecutivas en stop motion; elige otro software si tienes la posibilidad.
  1. 1
    Importa tus fotos a Windows Movie Maker.
  2. 2
    Da clic en "Herramientas," luego en "Opciones". Haz esto antes de colocar las fotos en la escala de tiempo.
  3. 3
    Da clic en la pestaña de opciones avanzadas.
  4. 4
    Cambia la duración de imagen a 0.125 segundos por frame (la más baja disponible), desde el menú de opciones de Imágenes.
  5. 5
    Asegúrate de que las fotos estén en el orden correcto.
  6. 6
    Arrastra las imágenes a la escala de tiempo (o el guión gráfico, si estás usando esa modalidad).
  7. 7
    Añade títulos y efectos si lo deseas.
  8. 8
    Ve al menú Archivo y exporta la película con las opciones de tu preferencia.
  9. Consejos

    • Mientras más fotos tengas más limpia se verá la animación de tu secuencia.
    • Si no tienes un tripié un libro pesado, un tope adhesivo, o un mueble colocado a la misma altura del set pueden servir para sostener tu cámara.
    • Necesitarás aproximadamente 12 imágenes (frames) por segundo.
    • Usa una cámara con toda la batería cargada: no podrás moverla de lugar.
    • No interfieras con la iluminación para evitar la aparición de sombras sobre el set.
    • Usa el balance a blancos de tu cámara y luego fija manualmente la exposición para tener iluminación constante durante toda la secuencia.
    • Si usas figuras de arcilla, intenta añadir articulaciones de alambre para que puedas moverlas y facilitar la animación.
    • Si vas a mover brazos y piernas de tus personajes, y no pueden sostener esta posición por sí solos, deberás ayudarte de topes o cinta adhesiva enrollada como apoyo en una posición discreta.
    • Si tu computadora es lenta, la vista previa se trabará y sólo mostrará una imagen, pero la película exportada funcionará bien.
    • Puedes borrar las fotos después de terminar las películas.
    • Windows Movie Maker es de los softwares más limitados disponibles, pero es gratuito: elige la opción que más se adapte a tus expectativas.
    • La paciencia es vital: pueden pasar largas horas antes de ver segundos de animación.
    • Mira otras creaciones de stop motion para inspirarte, como Wallace y Grommit, o Fantastic Mr. Fox.
    • La práctica te dará mayor fluidez para mover a tus personajes de lugar y calcular distancias.
    • Puedes ahorrar tiempo si en la parte de diálogos no usas movimiento animado sino acercamientos al rostro del personaje que habla.
    • Si quieres hacer que una figura vuele, sostenla con dos hilos transparentes y pide ayuda a otra persona para que la mueva encima del set para las tomas apropiadas.
    • Asegúrate de que el formato de imagen de tu cámara sea compatible con el del programa de edición que elijas.

    Advertencias

    • Si haces esto por demasiado tiempo sin descanso el estrés puede afectarte: tómalo con calma y detente a disfrutar los pocos segundos que vayas logrando.
    • Puedes usar desde 6 frames por segundo, pero la imagen será mucho más limpia si llegas a una cantidad alta (30 frames darían una apariencia en extremo profesional, pero una hora de trabajo podría producir apenas dos segundos de animación).
    • Asegúrate de guardar frecuentemente tu proyecto de edición en el software que estés utilizando, por si deja de funcionar y tienes que cerrarlo.
    • Usa una baja resolución para las imágenes capturadas con tu cámara: a menos de que tengas un software profesional muy avanzado, usar frames superiores a los 500kB hará muy probable que tu computadora colapse.

     Cosas Que necesitaras
      • Cámara digital
      • Trípode o un reemplazo efectivo
      • Software de edición de video
      • Figuras y utilería para el set
      • Una o dos lámparas para una iluminación adecuada
      • Una historia que contar

No hay comentarios:

Publicar un comentario